Economía actual… una ciencia absurda que no admite demostración.

Una nueva economía debiera sustentarse en 5 postulados fundamentales e insoslayables y un principio valórico irrenunciable.

El postulado N°1 es que LA ECONOMÍA ESTÁ PARA SERVIR A LAS PERSONAS Y NO LAS PERSONAS A LA ECONOMÍA.

El N°2 es que EL DESARROLLO TIENE QUE VER CON PERSONAS Y NO CON OBJETOS.

El N°3 es que EL CRECIMIENTO NO ES LO MISMO QUE EL DESARROLLO Y QUE EL DESARROLLO NO PRECISA NECESARIAMENTE DEL CRECIMIENTO.

El N°4 es que NIGUNA ECONOMÍA ES POSIBLE AL MARGEN DE LOS SERVICIOS QUE PRESTAN LOS ECOSISTEMAS.

Y N°5 LA ECONOMÍA ES UN SUBSISTEMA PARTE DE UN SISTEMA MAYOR Y FINITO QUE ES LA BIOSFERA, en consecuencia, EL CRECIMIENTO PERMANENTE ES IMPOSIBLE.

El principio valórico sobre el cual debe construirse y constituirse una nueva economía es que EN NINGUNA CIRCUNSTANCIA UN INTERÉS ECONÓMICO PUEDE ESTAR POR SOBRE LA REVERENCIA POR LA VIDA. Lo que tenemos hoy como economía es exactamente lo contrario, punto por punto. Todos estamos al servicio de la Economía y no la Economía a nuestro servicio.

La Pobreza es un excelente negocio para algunos. Lo demuestra claramente el outsourcing. Las empresas que buscan producir ahorrando impuestos y pagando sueldos más baratos, en condiciones paupérrimas de trabajo y generando pobreza y marginación. Lo importante es maximizar las ganancias. El ser humano como tal no es el protagonista en ninguna fase del proceso. Si sos gerente financiero de una corporación, olvídate del ser humano. Tu rol es el “ser corporativo”.

Ahora bien, hay una diferencia sustancial de conceptos que parece pasar desapercibida. Esa desaprensión en la utilización de los conceptos no es casual. Es totalmente intencionada. Yo te digo, entre lo corporativo y lo cooperativo hay varios campos de una nada sutil diferencia.

Se puede ganar mucha plata gracias a los pobres. Los mismos que han creado y sostenido un sistema socialmente perverso crearon los organismos internacionales de crédito (¿crédito?) el FMI, el Banco Mundial etc., todos “preocupados” en teoría por “disminuir” la pobreza, por crear modelos de superación de la pobreza, pero sin producir cambios de fondo en el modelo que fabrica pobres sin parar. Este modelo necesita la Pobreza. Sin Pobreza este modelo colapsa.

Lo mejor es como los economistas han logrado disfrazar su mediocridad y su absurdez sin límites. Un premio Nobel de Economía que tampoco existe (premio del Banco de Suecia en memoria de Alfred Nobel) y que refuerza la teoría de estar en presencia de una Ciencia dura que no es. Si la Economía fuese una ciencia dura y el economista un científico, se comportaría como tal.

¿Qué es lo que hace un científico cuando una tesis sobre la cual trabaja no funciona? ¿O aun cuando funciona en general, algún elemento demostrativo de la casuística en particular le indica que los postulados de una tesis no son correctos? Se ponen inmediatamente a trabajar y buscar como locos otra forma porque la anterior no sirve. Eso es lo que el economista justamente NO HACE. La cuestión revienta una y otra vez y se insiste en más de lo mismo.

En el 2008 estalló todo por los aires y todavía sentimos los coletazos, pero se practicó un salvataje para profundizar el modelo. Así es que es dable suponer aún crisis mucho peores todavía. Si tienes un árbol por delante en el camino y no solo no te corres para esquivar, sino que aceleras, lo que vendrá puede percibirlo cualquiera sin necesidad de ser un científico. La crisis de la “burbuja” que comenzó con las hipotecas y sucedió en el 2008 ningún economista lo anticipó. Pero el verdulero de la esquina una semana antes lo percibía.

¿Hay alguna demostración científica de una hipótesis que para convertirse en tesis soporte el 90% de error (como mínimo) en la demostración? Cualquiera me diría que estoy planteando una locura. Pues, no. Claramente hay una supuesta ciencia que soporta eso y bastante más. La Economía. Las Ciencias Económicas. Ciencias que pretenden tener enunciados irrefutables. Se enseña, se mal aprende y se practica la Economía como si fuese una ciencia dura, basada en conceptos rígidos y matemáticos. Sin embargo, cualquier ciencia dura
construye su edificio cognitivo con la demostración a través del cálculo y su ajustado correlato en la experimentación. La física newtoniana ha sido reemplazada por la Quántica que dio por tierra todo el edificio de la física clásica. Y nos dice que el mundo no es exactamente lo que parece. La materia no está hecha de materia exactamente. Las cosas cristalizan como resultado de la observación. De la conciencia humana. Si yo observo un fenómeno, ese fenómeno ocurre solo porque yo lo estoy observando, sino no ocurre u ocurre de otra forma. O sea, el mundo no es mecánico como lo decía la física newtoniana, sino orgánico. En el mundo mecánico se habla de partes. En el mundo orgánico se habla de participantes interdependientes. Uno ya no puede hablar de la naturaleza como otra parte diferente y distinta de nosotros mismos. Somos la misma cosa e interdependemos. El concepto milenario del Ubuntu, yo soy porque tú eres, nosotros somos porque ellos son. Todo está relacionado y nada puede ser si no es por el conjunto.

¿Qué dice la economía tradicional? Somos todos individuos. Cada uno maximiza su utilidad. La solidaridad es un acto irracional dice incluso algún libro de texto de Economía en la Universidad que se estudia bajo esos lineamientos. Lo racional es maximizar la utilidad. Ese concepto tan esquemático que rige la Economía en el mundo se da de bruces incluso con la ciencia y sus métodos. Ni hablar de la realidad que nos muestra que bajo esos parámetros lo único logrado es acumulación de riquezas en muy pocas manos, inmensos bolsones de Pobreza y la subordinación de la Política a nivel global de estos grandes intereses, que son transnacionales, que no respetan ni creen en el concepto de Estado-Nación, que no hacen política en el sentido de resolver el bien común, sino que utilizan los resortes de la política y el poder para favorecer sus intereses a costa de lo que sea y destruyendo todo a su paso. Ese es el esquema mecánico de las partes. Y por cierto está más que claro qué parte le toca a cada quién.

En un mundo orgánico TODO ES COOPERACIÓN. Y todo es interdependiente. Entender la realidad bajo esos parámetros bien serviría para construir un mundo diferente al que hemos alcanzado y, por cierto, necesitamos hacerlo. Me refiero a la subsistencia para empezar. Así de claro, nada más ni nada menos.

Podríamos analizar más de una serie de datos importantes que avalan lo antedicho

El dióxido de carbono, el famoso gas que retiene el calor en el aire de nuestra atmósfera ha aumentado en un 30% desde la Revolución Industrial, a causa de esto la temperatura global ha subido más de un grado. Estamos liberando el calor equivalente a 4 bombas atómicas por segundo, por eso los polos se están derritiendo. Antes de mitad de siglo en verano no habrá hielo en los polos y con el deshielo cada año sube el nivel del mar 1 mm más. Ya llevamos 17 cm en 100 años. A como vamos, puede que en 25 años subamos 1 grado más. Una
parte importante continental quedaría bajo las aguas. El impacto sería tan enorme que existe ya el concepto de REFUGIADOS CLIMÁTICOS. Predicciones de Naciones Unidas hablan de entre 50 y 200 millones de personas desplazadas por esta razón y a causa del cambio climático para el año 2050. Solo para dimensionar el desastre pensemos que trece son los millones de personas que huyeron de la guerra de Siria. Trece millones llamaron la atención hasta de algún desprevenido. Estamos hablando de una probabilidad nada descabellada de 200 millones. La perspectiva realmente da miedo. Hay una parte del proceso de la que ya no podemos escapar. Siete millones de muertes cada año son debido a la contaminación atmosférica y equivale al 12% de todos los fallecimientos. Incluso
cumpliendo los objetivos de la última conferencia sobre el cambio climático en los próximos 25 años el 5% de los animales se habrá extinguido a causa de esto. Escenarios más duros hablan de una especie de cada tres.

¿Cómo te sientes? Puede que todo esto te haga sentir algo. Si no parece afectar en tu día a día la razón se llama INFOXICACIÓN. Una
intoxicación de información. Bombardeado de noticias catastróficas, para que no te estalle el cerebro, vas creando impermeabilidad. Mientras tanto en los cortes de publicidad y como mensaje expreso todo el tiempo te inducen el consumo.

Ahora bien, si todo este desaguisado fuera por el bien, aunque más no sea perentorio de la humanidad, sería como una especie de estupidez con algún sentido cercano. Un bienestar estacional no sostenible. Pero no, no es así. Todo ese desaguisado tiene por demostración tangible datos duros escalofriantes, en constante aumento en sentido negativo y perfectamente lineal, o sea, de pasado a presente y de presente a un futuro inevitablemente peor. Un dato lapidario es que el 5% de la población mundial, acumula el 90% de las riquezas que produce el planeta. Y la diferencia en aumento. Todo esto mientras cientos de millones de personas sufren terribles consecuencias. Y cuando digo terribles, me refiero a miseria, hambre, enfermedades, muerte. Y otras que son más difíciles de evaluar y medir, pero de ninguna manera por eso menos reales. La infelicidad, el desamor, la falta de realización, la ausencia del bienestar social, etc. Y esa brecha de desigualdad inaudita, perversa, injusta, incomprensible (insoportable si se me permite) se profundiza constantemente. En silencio, invisibilizada, en el mejor de los casos anestesiada.

¿Quién es el verdadero villano en esta historia? El Capitalismo. El más voraz y salvaje capitalismo que en su máxima expresión es el Neoliberalismo imperante en el sistema Económico Mundial. Son empresas las que contaminan, arrasan los bosques, extraen las materias primas y combustibles cada vez de forma más agresiva. Arrasan con todo por doquier en el único afán de maximizar sus ganancias. Y el sistema no se agota en la depredación constante e indiscriminada. Es solo una de sus facetas.

Luego está la financiarización de la economía, los sistemas monetarios, la flexibilización laboral, los lobbies, los fondos buitre, el manejo de la política y de los gobiernos, los paraísos fiscales, etc. Y más etcéteras. El fin justifica los medios y los gastos que ese minúsculo sector achica a otro enorme sector se nos agranda. No hay secretos ni recetas mágicas. La inmensa, injusta y discriminatoria acumulación de riquezas, implica necesariamente lo contrario en el otro lado de la balanza. La pobreza indiscriminada de las grandes mayorías.

En la URSS se produjeron los dos desastres ecológicos más grandes de la historia, convertir el mayor lago del mundo en un desierto de sal tóxico y el accidente de Chernóbil que liberó 400 veces más radioactividad que la bomba de Hiroshima. Quiero decir que no es una cuestión fácilmente ideologizable. Todo el sistema comparte la misma deficiencia, la forma en que se fabrican las cosas, el uso que le damos y qué se hace con la renta obtenida. Se extraen recursos, se refinan convirtiéndolos en materiales listos para usar con los que fabrican piezas que ensamblan para dar un producto final que uno usa hasta que se acaba su vida útil y luego se deshecha como residuo que contamina. Pero no solo contamina el residuo, sino todas las fases intermedias. Todo el proceso produce contaminación eliminando gases de carbono (dióxido de Carbono) que tanto calienta. Hasta la ideología contamina. Quizás y sobre todo, eso es lo que contamina. Todas las fases consumen energía que sacamos de fuentes que también contaminan y además se agotan. Muchos de los productos también emiten a su vez residuos. Una vez acabada la vida útil del producto todo el proceso se activa otra vez.

El verdadero villano en cuanto a la producción es el sistema de ECONOMÍA LINEAL. Extraer para tirar. Así de sencillo. De 60 mil millones de toneladas de materia prima que extraemos al año, la mitad no se regenerará, la perdimos para siempre y nos dejará aproximadamente 2 mil millones de toneladas de residuos. El reciclado ayuda, pero no basta, solo menos de la mitad de los residuos se consiguen reciclar. Con eso se cubre una pequeña parte, pero se necesita seguir extrayendo muchísimos materiales para cubrir la “demanda”. Ahora bien, si todo este circuito envenenado ha sido para fabricar productos, uno de los puntos salientes del problema son los hábitos de consumo. Cambiarlos con plena conciencia ayudaría mucho. Digo con plena conciencia del consumidor porque no parece que los responsables de la producción y por ende de la contaminación estén haciendo algo serio para amenguar los efectos de su propia devastación. El fin justifica los medios. La trampa mayor está en que el fin no es el bien común, ni siquiera el de la mayoría sino la acumulación desenfrenada de unos pocos. Muy pocos, demasiado pocos, pero que tienen mucho poder real, demasiado poder real. Y además lo usan. Sin escrúpulos. Y de ser necesario, sin eufemismos.

Por el contrario, nos bombardean desde el marketing, la publicidad y los medios, primero con el hábito de consumir y desechar. Con que la única verdad es “la ley del mercado” y que la Economía (con fundamentos, recetas y decálogos Neoliberales) es una Ciencia dura basada en verdades indestructibles e indiscutibles.

Está claro que no es así. Arrancamos este artículo definiendo 5 postulados y un principio valórico sostén de una nueva forma de experimentar otra Economía. Una “nueva” Economía perfectamente posible. Absolutamente necesaria. Y el lugar en el que hemos desembocado hace que sean indispensables cambios urgentes. Costará mucho torcer el rumbo. Todo el tiempo apreciamos el costo de intentar modificar la relación en la distribución de la renta y afectar los intereses del Poder real. Sin embargo, el movimiento se demuestra andando. La Economía Social, Popular y Solidaria, va clara y contundentemente construyendo ese camino. Desde el pie.

Por: Ricardo López Pasarín

Militante de la economía social y comunicador. Miembro de SOMOS PUEBLO y la Mesa Nacional de Organizaciones de la Economía Social.

Publicado primero en Trama al Sur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *